Buscando alquileres, espere...
Inicia la sesión o crea una cuenta

Barcelona, Alquileres vacacionales

BARCELONA

Introducción

Tras Madrid, Barcelona es la ciudad más poblada de España. Con una excelente localización y bañada por el mar Mediterráneo, la capital de Cataluña es una muy buena opción para aquellos que quieren descubrir el modernismo, hacer turismo gastronómico o disfrutar del mar y del buen tiempo con los mejores apartamentos vacacionales en Barcelona.

Eventos como la Exposición Universal de 1888, la Exposición Internacional de 1929 o los Juegos Olímpicos de 1992 la han impulsado hasta donde está hoy en día. Es considerada una de las ciudades más internacionales de Europa por su importancia financiera, cultural, comercial y turística.

Barcelona es la capital del Modernismo. La Pedrera, la Sagrada Familia, la Casa Amatller, el Palau de la Música Catalana. Pasear por las calles de Barcelona es disfrutar de un museo al aire libre. Déjate cautivar por las obras maestras de un estilo lleno de fantasía, simbolismo y color.

Disfruta de los apartamentos vacacionales en Barcelona, de la enorme oferta cultural de la ciudad, enamórate de sus playas, calles, arte y gastronomía. ¡Visita Barcelona!

Por todo lo anteriormente descrito, lo mejor para venir de viaje a la ciudad Condal es utilizar un buen comparador de viajes, esencial para planificar bien tus vacaciones y encontrar los mejores apartamentos vacacionales en Barcelona. Hay gran cantidad de apartamentos vacacionales en Barcelona. Por ello, buscar alojamiento no será un problema, y menos con el buscador de hoteles de Endeus.

Dónde alojarse

Encontrar hotel en Barcelona es fácil. Al ser una ciudad muy turística, hay gran variedad de oferta hotelera, pudiendo elegir del mismo modo entre pensiones, hostales o apartamentos vacacionales en Barcelona.

– Eixample: este típico barrio de calles en cuadrícula está situado a escasos metros del centro histórico de la ciudad. Se trata de la antigua ampliación de la ciudad, siendo originalmente el barrio de la clase burguesa de la época. Se caracteriza por sus rasgos modernistas y fachadas espectaculares y ricas en adornos.

– Gracia: aproximadamente a un kilómetro de distancia del centro, se trata de un barrio próspero, con mucho encanto y lleno de locales y plazas públicas con mucha vida tanto de día como de noche.

– Gótico y Born: son la elección acertada si quieres estar en pleno centro de la ciudad. Aunque sí es cierto que en ellos escasea la tranquilidad, es una buena opción para tener a mano los principales monumentos turísticos de la ciudad condal.

– Villa Olímpica: este barrio es ideal para aquellos que quieran pasar sus vacaciones en apartamentos vacacionales en Barcelona en la playa, tomando el sol y comiendo en los restaurantes de la playa. Es una zona en auge, en donde predomina sus nuevas construcciones y equipamientos públicos.

Monumentos y lugares de interés

– Sagrada Familia: se trata de uno de los monumentos más conocidos de Barcelona, y, para muchos, el máximo exponente de la arquitectura modernista proyectado por Antoni Gaudí. Merece la pena visitar tanto su exterior como su interior.

– Parque Güell: este parque diseñado también por Gaudí fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1984. Sus colores llamativos, la excelente integración de elementos naturales con elementos arquitectónicos clásicos y su originalidad dejan a millones de turistas con la boca abierta cada día.

– Montjuic y plaza de España: aunque algo más alejada del centro histórico, es una zona muy interesante de visitar. En ella se pueden encontrar desde museos hasta Gironatla, la antigua plaza de toros Arenas (hoy en día un centro comercial), un castillo, un cementerio, un teleférico, un estadio olímpico, y mucho más.

– La Boquería: situado en la Rambla, este mercado ofrece puestos de alimentos frescos, así como restaurantes en los que se pueden degustar platos típicos de la gastronomía catalana. – Catedral: representa una arquitectura típica del gótico catalán. Fue construída entre los siglos XIII y XV sobre la antigua catedral románica, aunque su fachada es mucho más moderna (del siglo XIX). Está considerada como edificio Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1929.

Además, Barcelona cuenta con una gran oferta de museos, entre los que destacamos el Museo Picasso, Museo Nacional de Arte de Cataluña y la Fundación Joan Miró.

Alrededores

– Girona: su casco histórico es uno de los mejores conservados de toda Cataluña. Por ello, ésta es una de las excursiones más frecuentes para los visitantes de Barcelona, ya que se encuentra a tan sólo una hora de distancia.

– Montserrat: es un lugar de peregrinación situado a unos 50 kilómetros de Barcelona. Este santuario está situado en un entorno privilegiado. Además, desde hace siglos está considerado un importante centro cultural de primer orden.

– Tarragona: también situada a una hora de Barcelona, fue una de los principales enclaves del Imperio romano en Hispania. Por ello, podemos encontrarnos gran cantidad de restos arqueológicos romanos (Conjunto arqueológico de Tarraco) considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

– La Costa Brava: con una extensión de 214 Km, la Costa Brava va desde Blanes hasta la frontera con Francia. Esta preciosa zona de Cataluña es un enclave turístico privilegiado desde hace décadas. De ello ya se dieron cuenta los Griegos y los Romanos, que asentaron en la costa catalana sus poblados. Además podemos disfrutar de las mejores vistas desde los apartamentos vacacionales en la Costa Brava.

Comida típica

Es una gastronomía innovadora y moderna basada en productos de la huerta, pescados frescos, embutidos y aceite de oliva. La repostería artesana y los vinos espumosos completan la cultura gastronómica barcelonesa.

– Coca, es un pastel frío que puede ser tanto dulce como salada. Es perfecta para comer en la calle mientras paseas por la ciudad.

– Escalivada, es una ensalada fría de verduras asadas, acompañada de un poco de pan de vidrio con tomate y aceite de oliva, es un entrante sabroso, sano y delicioso.

– Calçots, son un tipo de cebolla a la brasa muy consumido a finales de invierno, con salsa romesco o salvitxada.

Sign up for our newsletter